Leyendas urbanas, hoaxes informáticos

Increíbles, fascinantes, absurdas, atrapantes.
Las leyendas urbanas, que antes se transmitían oralmente, ahora se propagan por el correo electrónico, ya que son perfectas para ser utilizadas como hoaxes.

Las leyendas urbanas son esas historias que circulan de boca en boca (y en los últimos años a través del correo electrónico) y que mucha gente da por descontado que son ciertas.

Por ejemplo, es famosa en todo el mundo la leyenda de que Walt Disney está congelado en espera de una cura para el cáncer.
Esta, como la mayoría de las leyendas urbanas, es falsa.

También es bonita la que dice que las cloacas de Nueva York están infestadas de cocodrilos porque un matrimonio, cansado de tener uno de ellos como mascota, lo arrojó por el inodoro.
Lo que no aclara es cómo hizo el pobre animal para reproducirse.

Estas leyendas, en su adaptación a Internet, persiguen los objetivos de cualquier hoax:

Obtener direcciones de mail.

Congestionar los servidores.

Y como cualquier hoax, no deben ser reenviadas.

¿Y qué cosa son los hoaxes?

Los hoaxes (broma, engaño) son mensajes de correo electrónico engañosos que se distribuyen en cadena.
Algunos tienen textos alarmantes sobre catástrofes (virus informáticos, perder el trabajo o incluso la muerte) que pueden sucederte si no reenviás el mensaje a todos los contactos de tu libreta de direcciones.

También hay hoaxes que tientan con la posibilidad de hacerte millonario con sólo reenviar el mensaje o que apelan a la sensibilidad invocando supuestos niños enfermos.

Hay otros que repiten el esquema de las viejas cadenas de la suerte que recibíamos por correo postal que te auguran calamidades si cortás la cadena y te prometen convertirte en millonario si la seguís.

He recibido muchas cadenas en las que se decía "no sé si será cierto pero por las dudas yo lo reenvío".

Para los temerosos o supersticiosos, les cuento que yo he roto infinidad de cadenas y no me ha sucedido nada.
También he respondido unas cuántas y no me he vuelto millonario.

Por eso te pido, no reenvíes estos mensajes.

Básicamente, podemos dividir los hoaxes en las siguientes categorías:

- Alertas sobre virus incurables
- Mensajes de temática religiosa
- Cadenas de solidaridad
- Cadenas de la suerte
- Leyendas urbanas
- Métodos para hacerse millonario
- Regalos de grandes compañías

- También he recibido mensajes tomando el pelo a la gente que envía hoaxes
- Finalmente, reproducimos algunos mensajes que no son hoaxes sino que son mensajes reales.

Hay otros mensajes que no nacen como hoaxes pero pueden ser considerados como tales:

- Poemas y mensajes de amor y esperanza (éstos suelen venir en un archivo de Power Point pesadísimo).

- Mensajes para unirte a programas de afiliados.

- Chistes y fotos que circulan en cadena.

Fuente: Rompecadenas Ocio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario