Rechazan demanda contra Gabriel y Eligio García Márquez

La juez novena civil de la ciudad colombiana de Barranquilla, Clementina Godín Ojeda, desestimó una demanda contra Gabriel García Márquez y su fallecido hermano Eligio, interpuesta hace 16 años por una persona que inspiró sendas obras de los dos escritores, informaron fuentes judiciales este 11 de mayo.

Miguel Reyes Palencia, un ciudadano colombiano de la localidad de Sucre, en el norteño departamento del mismo nombre, es el personaje “Bayardo San Román” de Crónica de una muerte anunciada y La tercera muerte de Santiago Nasar, y demandó a los García Márquez con la intención de que le pagaran el 50 por ciento de los beneficios de ambas obras.

Godín Ojeda consideró que “no se vislumbra uno con el nombre de Reyes en alguno de los personajes de la novela Crónica de una muerte anunciada”, sino que ésta es una narración “imaginaria del escritor, en la que involucra un sinnúmero de figuras literarias”.

“Si bien Gabriel García Márquez depone haber extractado la esencia de la historia acaecida en Sucre, también es cierto que se demuestra que dichos hechos fueron de connotación”, señaló la juez. “Hay que anotar que la intimidad y honor del demandante no han sido afectados por los escritores por la publicación de las novelas de marras, por lo que no pueden ser objeto de tutela jurídica (recurso) en el examinado caso, porque en el medio fue ampliamente conocido desde hacía 30 años aproximadamente”.

Asimismo, señaló la juez, “quien promueve la acción, en una acción periodística depone su intimidad ocurrida en su lecho nupcial el día de su boda”. Igualmente, añadió, “no demuestra el acto que se haya hecho por parte de los escritores que la obtención del material informativo plasmado en los libros hubiera sido el resultado de una intromisión malintencionada y dolosa del demandante”.

El presunto afectado pidió que se condenara a los García Márquez a resarcirle en dinero los perjuicios morales causados por cuanto, consideró, “se divulgó un hecho ocurrido a él, para lo cual ni solicitaron el permiso”.

La defensa de Reyes Palencia demandó a los García Márquez el 13 de octubre de 1994 y tres días después le fue asignado el caso al despacho del Juzgado Noveno Civil del Circuito de esa ciudad norteña colombiana, capital del departamento del Atlántico. Según la demanda interpuesta, se exigía el pago del 50 por ciento de las utilidades “literarias y cinematográficas de todo orden”, de las que se beneficiaron los García Márquez.

Para la autoridad judicial, “tampoco es de recibo acceder a la participación de utilidades de dichas obras por no demostrarse su calidad de autor o coautor de las mismas, por ser éstas exclusivas de la inventiva de los demandados”. En cuanto a La tercera muerte de Santiago Nasar, la juez precisa que esta obra (en realidad un reportaje del hermano de García Márquez) fue publicada en hechos posteriores a la entrevista concedida por el demandante, donde de forma pública pone de presente un acontecimiento ocurrido en su vida personal.

“La narración del escritor, para esta agencia judicial, es ante todo creación literaria, amparada constitucional y legalmente, máxime cuando ya había sido dada a conocer su vida de forma pública a través de una revista”, concluye la juez Godín Ojeda.

García Márquez, Premio Nobel de Literatura en 1982, se inspiró en un hecho real sucedido el 21 de enero de 1951, cuando, en su lecho nupcial, Bayardo San Román, su personaje, descubre que su esposa, Ángela Vicario, no era virgen, y al día siguiente la devuelve a sus padres. Los hermanos de Ángela (en la vida real Margarita Chica Salas) acuchillaron en plena plaza del pueblo a Santiago Nasar (Cayetano Gentile en la vida real), quien vivía entonces en la población Sucre.

Fuente: EFE

No hay comentarios.:

Publicar un comentario